Como sabe el viento que es solo un suspiro

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Como sabe el viento que es solo un suspiro PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Como sabe el viento que es solo un suspiro. Feliz lectura Como sabe el viento que es solo un suspiro Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Como sabe el viento que es solo un suspiro en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Como sabe el viento que es solo un suspiro Pocket Guide.

Y esos, los tuyos esquivos ojos, Se han percatado no sin molestia, Que los míos inquietos te miran, Descubriendo tan bello lucero. Letras que salen y no regresan, Que pintan escenarios nuevos, Que caminan por parajes extraños, Que son inquilinas de habitaciones lejanas. Son miles de notas pasadas, Esas que en el presente son historias, Paradojas que en la vida se cuentan, Y que se plasman en canciones y versos. Ni siquiera digno del arte de musas, El narrador de sentimientos extraños, Ajenos y no vividos. Pero aquí estoy yo, Creando mundos increados, Viajero de valles sin par, Lanzado a la aventura de pensar.

El hombre de posibilidades, De esperas sueltas e imposibles, Dando a conocer universos nuevos Que se crean en cada palpitar, Con cada aire que se toma, Y se deja volar al viento. Ese soy yo, Yo tantos hombres y mujeres, Los que sueñan un mundo posible, Un mundo mejor, Uno plasmado de versos de amor, De palpitares de corazones que creen,.

Que viven y gozan hacerlo, Poetas, creadores de romances, Seres anónimos que inmortales, Recuerdan a cada ser la magia, Y el poder del amor. Me pides que escriba, llagado de letras, Sobre mil pensamientos que se escriben en prosa, Filosofías que no mueren, porque se recuerdan, Porque son amistades que crecen al tiempo. Y recuerdo mil nombres, miles de historias, Escenas vividas en campos de infancia, De adolescencias que de a poco se han esfumado, Pero que quedan marcadas en mil memorias.

Libro : Como Sabe El Viento Que Es Solo Un Suspiro - Cano..

Y mientras el día llegue, yo te converso, Entre mil mensajes que con el viento van,. Sin embargo, me duele no acompañarte. No compartir los sueños de eras de antaño, Esos sueños que ahora ven luz, Y que juntos planeamos en el compartir.


  • Como Sabe El Viento Que Es Solo Un Suspiro | Brand New | eBay.
  • Jaque al psicoanalista.
  • Carlos Pellicer?
  • Traduce el blog / Translate the blog!

Es bueno saber de ti, Aunque se escriban historias sin par, Mientras mi voz va muriendo de apoco, En medio de la adversidad. Y mientras gira constante y sin pausa, Los lapsos de tiempo son dagas, De amores perdidos y heridos, De historias de nunca acabar.

Entre tanto, entre el puesto de un auto, Ese mismo que es bus, estación, Se mira agitado a un hombre, Que de amor no sabe escribir. Y su rostro que triste te mira, Es el de aquella que no es valorada, De la mujer que el dolor soporta, De un hombre que no la comprende. Y qué responder ante ello, Si es la inquilina de un hombre sin rumbo, De un ser que no conoce de amores, Que no pinta ya sueños de antaño.

Camino entre calles sin rumbo, Cementerio de historias calladas, Pasando entre aquellos que pierden El alma con cada respiro. Y a dónde se han ido los sueños, Memorias, historias, suspiros, Solamente quedaron los cuerpos, Hojas blancas sin letras ni musas. Un sentimiento, un corazón, Estas ansias tan locas de volverte a ver, De encontrarte de frente y decirte te amo, Mi niña bonita, mi dulce ilusión. Un sueño que vive, y se hace real, Unos locos deseos por salir caminando, De traerte la luna y ponerla a tus pies, De bajarte una estrella y ponerla en tu piel.

Como Sabe El Viento Que Es Solo Un Suspiro by Jose Ramon Cano Rosas

Regresa mi niña, mi dulce princesa, Que el cielo es oscuro, la vida un infierno, Cuando de tu ausencia se pinta El augusto firmamento que de mí se oculta. Todo es silencio, sonidos y ecos, Morada de hombres de tiempos de antaño, Formaron un mundo diverso y brillante, Y ahora son sólo recuerdos.

Y entre habitaciones, de cemento cubiertas, Con inquilinos sin rostro, sin nombre ni vida, Camino tranquilo musitando canciones, Esos mismos de muerte que a otros estremece. Y qué hace un viviente, estremeciendo el hades, Palacio de muertos que respiran eternos, Donde titanes descansan tras duras batallas, Al igual que vasallos y señores dorados.

Si la muerte no llega, no la busques te ruego, Que si del tiempo es esclava, también es el ama. Pero yo le respondo, con voz presagiosa, Silencia tus ecos, viento del norte, Que si el sur es tu surco, no el mío la muerte, Que no busco su vino, sino su hermosura. Me sentenciaron a muerte, Y aun estoy vivo, Aunque si la vida no es mi muerte, Condena absurda pagaré. Me sentenciaron a vivir sin ti, A mirar el universo entero, Y saber que una estrella, Se asemeja mucho a ti. Me sentenciaron a ti, Con tus dulces labios y caricias, Con tu mirada y tus consejos, Me sentenciaron a ti.

Me dejaste sin una explicación, Y aunque sé que no la debes, La espero con ansias,. Me dejas sin decir adiós, Y de nada me sirvió, El conocerte aquel día, Y enamorarme así de ti.

VERSOS AL VIENTO

Termino la esperanza, Termino la ilusión, Los proyectos y sueños,. Que a tu lado soñé, Aunque supe que nunca, Te podría tener. Hay una luz, Que nunca se ve, Tan brillante y tan luciente, Como el matiz de tu voz. Hay una luz, Dentro de mÍ, Brilla como una estrella, Y como el amanecer.

Hay una puerta azul, Que conduce a tu luz, Caminemos juntos, Hacia la libertad. Caminemos juntos, Hacia la puerta azul, Podemos encontrarnos, Y cultivar nuestro amor. Hay un luz, Que me invita a amarte, Rompiendo las cadenas, De la humanidad, Que con sus luchas y discordias, Tratan de separar. Existe una puerta, Que nos conduce al amor,.

Los suspiros emocionales: aquello que nos falta

Donde posiblemente, Encontrarnos podremos. Hay un lugar, A donde van nuestros sueños, Y en el podremos estar, Si me permites llevarte, De la mano hasta el final.


  • Why should you use Wordery Specialist.
  • Los papeles de Ventura;
  • Crónicas del olvido | Alberto Hernández.
  • JUBILACIÓN EN ESPAÑA LEY VIEJA: Guía de Bolsillo.
  • Cómo entender la iglesia: Una de las siete partes de la teología sistemática de Grudem.
  • Ella (Letra/Lyrics) - EMMANUEL | web.difccourts.ae;

Hay un lugar, Con una puerta azul, Te enseña la luz, Que nos lleva al amor. Olvidé tu gran presencia, Los sueños de mil días, Cuando entre cientos de sonrisas, No olvidarnos prometimos. Y me fui hacia otros valles, Ignorando todo aquello que sentías, Entre sueños egoístas, Que para nada me servían. Si por días me buscaste, Y obstinado entre huidas, Te dejé en el abandono. Y te grito entre el silencio, Entre el infinito universo, Arrepentido de los hechos, Y de dejarte en el olvido.

Olvide la pesadilla, De no tenerte a mi lado, Y ahora que te amo, Tu tal vez me has olvidado. Mil dolores de hombres y mujeres, Madres, padres, hermanos e hijos,. Dolor de una patria que no es nuestra, Que entre mil guerras se pierde, Entre detonaciones de casquillos de muerte, Que olvidan cualquier clase de humanismo. Las de huellas de mil batallas libradas, Con consignas nacidas del corazón, Cruzando valles escabrosos sin parar, Con tal de regalar una tierra que labrar.

Y entre tantos pesares y desventuras, Ya no hay héroes que liberen esos sueños, Estamos muertos, mientras esperamos la muerte, Hasta que cese la violencia que es hiriente. Y si un día resurgiese un nuevo día, Todo lleno de frescura y claridad, Es porque ahora al igual que en otros tiempos, Podremos gritar la libertad.

Mientras tanto, esclavos entre libres, Soñaremos con aquel día que aciago,. Retornemos a eterna felicidad. Llegados al valle de verdes parajes, Entre caminos esclavos y sin propiedad, Las armas se empuñan, se queda el temor, Luchar sin mesura hasta la vida dar. Ya las armas cayeron, También la opresión, Sólo queda el cansancio, Y un futuro a crear. Libres como el viento tras la batalla final. Te pusiste a mi lado, Junto al viento del sur, Llenando mi tenue vida, De una gran ansiedad.

Soledad tan amarga, Un trago que llega, aunque no quieras beber, Que se incrusta en mi mundo, Y de él me saca a la vez.

Soledad que es agónica, Esa que es compañera, Entre parajes que de oscuros se temen, Y de los que a la vez no se puede salir. No te quedes callada,. Quiero escuchar tu voz, Soledad tan amarga, Y tan dulce a la vez. No vez que me hieres, Entiende que me matas, Ya suelta mi mano, Para poder caminar.


  1. Libertad, Identidad, Psicoanálisis.
  2. Comentarios.
  3. El suspiro involuntario, el aliento vital?
  4. Bitácora Del Caos: Un poemario HexAdimensional.
  5. Historia romana. Libros XXXVI-XLV (Biblioteca Clásica Gredos nº 326).
  6. Cómo sobrevivir a un apocalipsis zombi;
  7. Silencio, ya no hay letras, Musas perdidas que lloran desgracias, El corazón del lírico para su camino, La muerte lo escoge para su destino. Y el abecedario ha perdido su estilo, Las letras se mueren, mientras cae la lluvia,. Y esas rosas que antes atraían las musas, Hoy sólo tienen por causa los sueños perdidos. Perdido se encuentra el que creaba los sueños, Anfitrión de los dioses y también de los hombres, Hoy es fantasma sin aire, Ya no se oyen sus pasos.

    Se callaron las letras, también las siluetas, Ya se escuchan elegías y miles de versos, Pero no del poeta, pues es un mero recuerdo, Un hombre sin cuerpo, un héroe sin alma.

admin