El pensamiento de la liberación y la novela hispanoamericana de temática indígena: Ensayos reunidos

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF El pensamiento de la liberación y la novela hispanoamericana de temática indígena: Ensayos reunidos PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro El pensamiento de la liberación y la novela hispanoamericana de temática indígena: Ensayos reunidos. Feliz lectura El pensamiento de la liberación y la novela hispanoamericana de temática indígena: Ensayos reunidos Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF El pensamiento de la liberación y la novela hispanoamericana de temática indígena: Ensayos reunidos en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF El pensamiento de la liberación y la novela hispanoamericana de temática indígena: Ensayos reunidos Pocket Guide.

Antropología latinoamericana, vocación crítica, México, Colombia y Brasil. The relationships and contrast in the practice of Anthropology in Colombia and the metropolitan countries within a context of globalization was the main issue of the symposium "Metropolitan and Peripheral Anthropologies: Encounters and Nonencounters" 10 th Congress of Anthropology in Colombia, Manizales, September , I take this opportunity to state my argument based upon the anthropologies of Mexico and Brazil of the 's.

The argument is that there is a close relationship between the anthropological and theorical practices and the commitment to the anthropologists has meant that the theoretical work has a critical bent that attempts to account for the disturbing presence of the Other. Éstas y otras muchas preguntas nos motivaron a Carlos Alberto Uribe y a mí, para la realización del Simposio "Antropologías metropolitanas y antropologías periféricas: encuentros y desencuentros", dentro del x Congreso de Antropología en Colombia. Partimos de preguntarnos por la relación entre quienes hacemos antropología en Colombia y los colegas extranjeros que han trabajado sobre Colombia.

También queríamos saber qué había significado Colombia en su realización profesional y, a la inversa, la forma en que nosotros los vemos. En su escrito, Carlos Alberto Uribe señala la necesidad de problematizar el uso de categorías tales como centro y periferia, pero, al mismo tiempo, es preciso tomar en cuenta las relaciones asimétricas y de poder que atraviesan el quehacer antropológico. En la relación entre unos y otros estaríamos en el lugar de traductores de su producción. El sabor un tanto escéptico que deja la propuesta de Uribe se encuentra contrastado en François Correa, pues coloca su atención en la desigualdad de las condiciones de formación y trabajo entre nosotros y los colegas de los países desarrollados.

Correa señala las enormes dificultades que debe enfrentar un antropólogo colombiano para dar continuidad a su línea de trabajo y el peso que adquieren los agentes financiadores, entre ellos el propio Estado, para definir temas y condiciones de trabajo en ese contexto de limitación de opciones. En "Metrópolis y puritanismo en Afrocolombia", Jaime Arocha se sirve del recuento de los programas de investigación sobre estos pueblos para mostrar dos perspectivas o enfoques contrastados: el de los científicos sociales extranjeros se orienta hacia lo que él llama euroindogénesis.

'+_.F(b)+"

Esto los lleva a asumir posiciones escépticas frente a hechos sociopolíticos que afectan a las poblaciones negras, como la Ley 70 de , que legitima los derechos étnico-territoriales y políticos de los pueblos afrocolombianos. En contraste, para Arocha, la orientación prevalente entre los antropólogos colombianos los vincula y compromete con los logros políticos del reconocimiento de estos pueblos.

Roberto Pineda Camacho también organiza su trabajo alrededor del contraste de perspectivas y lo hace sustentado en la etnología de las tierras bajas de Suramérica. A finales de la década del sesenta, nos dice, éste era uno de los campos de estudio menos conocidos de la América del Sur.

Uno u otro "paradigma" tuvo repercusiones importantes en la forma de concebir el trabajo de campo y en la manera de relacionar la antropología con la historia y las políticas de etnicidad.

Productspecificaties

Tendré oportunidad de mostrar mis propios argumentos dentro de esta misma perspectiva. He argumentado también que esto es extensivo a la antropología realizada en Latinoamérica en general. La antropología en Latinoamérica, pensamiento y compromiso 2. El argumento que busco desarrollar es el de que existe una estrecha relación en Latinoamérica entre la producción teórica del antropólogo y el compromiso con las sociedades estudiadas. Por ello, los sectores estudiados no son entendidos como mundos exóticos, aislados, lejanos o fríos, sino como copartícipes en la construcción de nación y democracia en estos países.

Cada generación de antropólogos latinoamericanos problematiza a su manera la relación entre los antropólogos y el Otro, y se preocupa por las consecuencias sociales de los estudios realizados.

Trataré de mirar este argumento en relación con la producción de antropólogos mexicanos y brasileños entre las décadas del sesenta y ochenta pasados, pues permite ilustrar bien la argumentación sobre la estrecha relación entre la producción teórica y el compromiso con las sociedades estudiadas. Ellos privilegiaron la relación entre las sociedades indígenas y los estados nacionales, pero creo que esa vena crítica prosigue, aunque ahora comprende nuevos temas, enfoques y sujetos de estudio. Veena Das propone que el conocimiento antropológico se construye con base en mapas de alteridad informados por teorías del Otro, en vez de teorías del sí mismo.

Considero que, justamente por ello, la vecindad sociopolítica entre los sujetos de estudio y los antropólogos en Latinoamérica se ha traducido en una producción teórica con acentos propios, dada la proximidad inquietante de Otros. Para examinar esta idea, miraré algunos de los conceptos acuñados por varias generaciones de antropólogos en México y Brasil, pues es posible observar el cuestionamiento de la relación entre los antropólogos y los estudiados y el interés por cuestionar las jerarquías sociales en las cuales se inscriben los sujetos de estudio.

Me restrinjo a la conceptualización sobre las sociedades indígenas por la importancia que tuvo en la consolidación de la disciplina en la región y porque cuenta con un cuerpo apreciable de producción, pese a que ya hoy día ese tema haya perdido la centralidad de antaño. Subyace allí la idea de que en los países periféricos o no se produce teoría en antropología o ésta es un trasplante de las tendencias teóricas creadas en los centros metropolitanos.

¡Boom latinoamericano!

Estas propuestas reproducen una muy tradicional postura frente a la generación de conocimiento en países de la periferia, pues ignoran la historia de su producción, y a sus propuestas las considera como irrelevantes. Así, no sólo ignoran la historia de la producción de conocimiento en Latinoamérica, sino que subvaloran el conocimiento como producción socialmente insertada.

El pensamiento social latinoamericano ha sido repetidamente sacudido por polémicas intelectuales que son al mismo tiempo formas de entender al Estado, la nación y la democracia, y que se plasman en instituciones, legislación y oportunidades de vida para sectores de cada sociedad. Esta vocación crítica no se restringe a la antropología ni a las ciencias sociales y, en cierta forma, puede proponerse que se extiende desde las artes hacia éstas, dada una larga vecindad entre las artes y las ciencias sociales en América Latina.

La antropología latinoamericana ha compartido y, en cierta medida, ha heredado esa lucha constitutiva y su disposición crítica. En forma similar a lo que ha ocurrido en la literatura latinoamericana, podemos decir que situarse universalmente pasa en la antropología latinoamericana por indagar propuestas discursivas con las cuales dibujar nuestra fisonomía particular. Para desarrollar la argumentación me sustentaré en la producción brasileña y mexicana, pero podría hacerlo con la peruana, la ecuatoriana o la colombiana.

No me detendré ahora en ello, pues ya lo he hecho en otros textos 3. Retomando el argumento de Veena Das, ella muestra la reelaboración que el contacto con el Otro ha producido sobre categorías importantes para el conocimiento antropológico.


  • Características.
  • Sor Juana en la cocina!
  • Una Vida con los Hombres Lobos;
  • Recent Posts.

Das muestra que es precisamente la emergencia en la India de nuevas comunidades, en calidad de comunidades políticas, la que lleva a la discusión y creación de nuevas categorías antropológicas, dada la confrontación entre los sectores diversificados que componen esa abstracción llamada comunidad. La discusión sobre esas categorías tiene todo que ver con la naturaleza de la democracia política en la India. La lucha de los sikjs por la memoria colectiva y por la constitución de una memoria militante en torno al martirio, la vida heroica y al empleo de la violencia no es mero "sectarismo religioso".

Son formas de reclamar un espacio político en el conjunto de la sociedad. La conformación de los estados nacionales latinoamericanos impregna el surgimiento y el desarrollo de las antropologías latinoamericanas y, en sentido amplio, es el gran telón frente al cual dialogan en la región los antropólogos y los Otros. Quisiera extender este concepto para destacar la polivalencia de sentidos e intereses que se ponen en juego cuando los antropólogos se preguntan por la relación que tienen sus trabajos con respuestas a las preguntas sobre qué nación, qué estado, quiénes, cómo y en qué condiciones participan.

En América Latina las respuestas a estos interrogantes no son capítulo cerrado, sino que hasta el presente atraviesan la producción teórica y el conjunto del quehacer de sus intelectuales. Con la noción de naciocentrismo, Norbert Elias desea subrayar la relación entre los conceptos y las condiciones sociales en que se forjan y ejercen Elias, ; y ver Neiburg, Elias demuestra cómo este naciocentrismo se encuentra presente en buena parte de la producción de las ciencias sociales, y lo ejemplifica con los conceptos de civilización y cultura, a los que el naciocentrismo origina y transforma a medida en que se transforman las sociedades y las capas sociales nacionales en las cuales se originaron ver Elias, Los dos conceptos, cultura y civilización, pasaron de ser formas de autopercepción de capas en ascenso en el siglo xviii, a ser ideales de escala mayor, a estatizarse.

El término civilización entró a designar la distinción entre el mundo occidental y las naciones con otras formas de organización sociopolítica. Dejó de referirse al destino de la burguesía francesa, para representar la conciencia de la superioridad del Estado-nación como un todo unificado.


  • مواقع Google: تسجيل الدخول.
  • El libro del salmorejo (Gastronomía).
  • Dinastía griega (Bianca).
  • Desafío 1189 (D-1189): ¡Volvamos a la Palabra Escrita!;

Se dio así un proceso de "nacionalización" y al mismo tiempo de "estatización" de los conceptos, con implicaciones sobre su significado. Otros conceptos que sugieren unidades sociales, como el de sociedad, adquirieron también ese contenido estatizante, pues describen ideas de equilibrio, unidad, homogeneidad, y se refieren a un mundo dividido en unidades bien delimitadas y pacificado Elias, ; y ver Neiburg, ; Fletcher, 4.

Las anotaciones de Elias, como ya lo han resaltado numerosos autores Fletcher, , son fundamentalmente críticas sobre el naciocentrismo como corriente intelectual ligada al ascenso del Estado nacional europeo. Pero su propuesta puede explorarse para las condiciones históricas latinoamericanas, subrayando que no se da en estas sociedades nacionales -como tampoco en las europeas- una homogeneidad conceptual sobre la constitución de la nación, la nacionalidad y los estados nacionales.

Por el contrario, en su nombre se disputan distintos sectores sociales y diversas aproximaciones intelectuales. Los intelectuales latinoamericanos, los antropólogos entre ellos, han participado activamente en la creación de categorías y enfoques generales con los cuales comprender la presencia y la acción social de una variedad de actores sociales, indígenas, campesinos, comunidades negras, mujeres pobres, dentro de los estados nacionales.

Los actores sociales emergentes no se restringen a reclamar existencia política, sino que al hacerlo buscan modificar las leyes nacionales, el contenido de la propia memoria histórica nacional, y hacen necesario replantear conceptos como los de comunidad, etnia o identidad, como lo subrayó Das También empujan a redefinir y ampliar el contenido de la democracia y de la diversidad cultural en el Estado nacional.


  • El Pensamiento De La Liberacion Y La Novela Hispanoamericana - $ ,00 en Mercado Libre.
  • Volume 60 / Humanities.
  • Descripción?
  • Enciclopedia de Literatura Nicaraguense;
  • Los salmos que sanan!
  • 19 escritores bolivianos que debes leer o al menos saber que existen | Nalgas y Libros.

Krotz lo ha subrayado para lo que él denomina "antropologías del sur" el Otro, los Otros son, al tiempo que conciudadanos, sujetos de conocimiento. Sus huellas son visibles tanto en ciertas figuras destacadas de la antropología latinoamericana como en el estilo cognitivo mismo, pese a las inflexiones y cambios generacionales Ver Jimeno, y Mariza Peirano destacó como rasgo de la antropología brasileña su volcamiento hacia el proyecto de construcción de nación que se puede observar en la producción de las distintas generaciones de antropólogos entre y Sin embargo, Peirano asume una falsa homogeneidad en la producción local y no percibe las implicaciones polémicas de los distintos proyectos de nación e integración nacional entre los propios antropólogos.

Pensamiento Periférico

Este fenómeno, empero, lejos de ser novedad, es la constante en la antropología y, muy de seguro, en las otras ciencias sociales latinoamericanas. De ahí la afirmación de Alcida Ramos de que "en el Brasil, como en otros países de América Latina, hacer antropología es un acto político" Ramos, Miremos las implicaciones de esta afirmación. Alcida Ramos realizó el artículo "Ethnology Brazilian Style" con la preocupación de la inserción política de la antropología y su impacto en la construcción conceptual en la antropología brasileña.

El Pensamiento De La Liberacion Y La Novela Hispanoamericana

Roberto Cardoso de Oliveira también la tiene presente cuando propone la noción de estilo para caracterizar la antropología latinoamericana Cardoso de Oliveira, y ; y para una discusión, ver Jimeno, y ; Krotz, La experiencia y ruptura coloniales compartidas por los latinoamericanos no tendrían, en esa perspectiva, influencia en la producción intelectual, como si la producción de conocimiento fuera un proceso sin sujeto y sin referencia a quienes lo generan y lo difunden Krotz, Pese a que los distintos antropólogos le dan un contenido variado a esa responsabilidad social, todos ellos hacen evidente, como lo propone Bourdieu, que el intelectual no puede ser pensado sin la categoría de poder Bourdieu, Si bien el antropólogo latinoamericano realiza su conocimiento a partir de una relación de exterioridad con otras culturas y lo hace a partir de su propia cultura científica de origen principalmente metropolitano, inevitablemente mantiene una relación de intimidad con ese "Otro".

Lo peculiar de ese sujeto cognoscitivo es que no es un extranjero miembro de una sociedad colonizada el que se constituye como sujeto de conocimiento. Por el contrario, el Otro forma parte de la nación en formación del propio antropólogo Cardoso de Oliveira, La realización de la profesión es al mismo tiempo la realización de la ciudadanía del investigador y de su compromiso, explícito o no, con la construcción de nación Cardoso de Oliveira, La encarnación privilegiada de ese "Otro" fueron hasta hace un par de décadas las sociedades indígenas; los indios, dice Alcida Ramos, fueron en el Brasil "nuestros Otros Nosotros no los miramos como completamente exóticos, remotos o arcaicos como para hacerlos 'objetos' literalmente" , mi versión en español.

El énfasis que hizo la antropología regional en las sociedades indígenas durante varias décadas desbordó su inspiración inicial de interés por la diferencia o por sociedades convertidas en objetos exóticos. Es posible seguir en cada país, de México hasta el sur, las peculiaridades nacionales de ese entretejido entre producción antropológica e indigenismo y entre éstos y los debates nacionales sobre el lugar del indio -y el campesino- en las distintas sociedades nacionales.

Es claro que estos debates implicaban la comprensión sobre el lugar de la diversidad cultural dentro de la cuestión nacional. Por ejemplo, la producción de la etnología brasileña entre los sesenta y hasta los años ochenta dio énfasis al contacto entre las sociedades indígenas y las no indígenas, y a las implicaciones del contacto, como lo reseñó Julio Cezar Melatti En contraste, los etnólogos extranjeros que trabajaron sobre el Brasil en ese mismo lapso, se concentraron en aspectos de la organización social y la cultura ver también Cardoso de Oliveira, Alcida Ramos destaca que en los años sesenta el señalamiento de problemas teóricos fue el criterio de escogencia del terreno, bajo la influencia del proyecto conjunto entre David Maybury-Lewis de la Universidad de Harvard y Roberto Cardoso de Oliveira de Rio de Janeiro.

Pero fue el énfasis de varios antropólogos brasileños -Roberto Da Matta, Julio Cezar Melatti, Manuela Carneiro da Cunha, Eduardo Viveiros de Castro, Abreu Filho- en la corporalidad, la persona y la substancia, el que abrió perspectivas sobre la etnología de los indios americanos que modificaron la visión sobre las estructuras indígenas como 'fluidas', propuesta por etnólogos como Kaplan y Riviére. Campos poco explorados como el arte, la persona, los nombres y el canibalismo fueron abordados por otros brasileños Lux Vidal, Alcida Ramos, Viveiros de Castro.

Entender las estructuras de dominación, los mecanismos de supervivencia indígena, las transformaciones de esas sociedades, ha sido la preocupación principal de la etnología brasileña 6. Por ello no se vieron las sociedades indígenas como unidades cerradas, auto-suficientes. Roberto Cardoso de Oliveira, la otra figura de la antropología brasileña, influyó para hacer de la reflexión sobre relaciones interétnicas un campo de trabajo de varias generaciones de antropólogos Ramos, La diferencia cultural, dice el propio Cardoso de Oliveira , fue así recolocada.

Darcy Ribeiro, nos dice A. Ramos, desarrolló una serie de ensayos sobre la naturaleza destructiva y opresiva del contacto con las sociedades indígenas en Brasil, los cuales tuvieron gran impacto en toda la antropología latinoamericana, especialmente entre los años setenta y ochenta 7. Su exilio político durante la dictadura militar en Brasil contribuyó a diseminarlos por el continente. Marxismo y neoevolucionismo se combinaron en sus propuestas sobre etnocidio de las poblaciones indígenas brasileñas, cuya magnitud de devastación lo llevó a una visión de la pronta destrucción completa de las sociedades indígenas.

El concepto que Darcy Ribeiro propuso para entender el proceso fue el de transfiguración étnica, y pese a las críticas que se le puedan formular a éste, no cabe duda de su capacidad para poner en evidencia el drama humano y social del llamado "contacto". Roberto Cardoso de Oliveira, por su parte, cambió el énfasis en la aculturación por el de las relaciones sociales. Por su parte, David McField, nacido en Bluefields, exalta la negritud buscando en su poesía de acentos sociales, los ritmos del caribe; su libro mas conocido es Poemas para el año del elefante Los miembros del Frente Ventana pertenecían a su vez a la llamada Generación de la Autonomía, toda una pléyade de muchachos que bajo el liderazgo del Rector de la Universidad Nacional, el doctor Mariano Fiallos Gil, humanista y escritor, participaron en la conquista y consolidación de la autonomía universitaria, un gran hito cultural para el país.

Esta generación, bautizada con sangre en la masacre estudiantil del 23 de julio de , habría de desembocar tanto en la política como en la literatura, bajo un reclamo revolucionario que daría como fruto la creación del FSLN en En este contexto, el Frente Ventana centraba sus posiciones en el reclamo por una literatura de raíces nacionales, que al tiempo de buscar la excelencia literaria, estuviera comprometida con las luchas sociales y con el cambio profundo de las estructuras injustas.

La Generación Traicionada, bajo la influencia de la beat generation de Estados Unidos Allen Ginsberg, Lawrence Ferlinghetti, Jack Kerouack , lo que proclamaba era el rechazo a la civilización de consumo que creaba soledad y frustración en las grandes ciudades, las selvas de cemento, como en el célebre poema Howl Aullido de Ginsberg. Fernando Gordillo, nacido en Managua, fue atacado por una extraña enfermedad, miastenia gravis, y murió muy joven, también en Managua.

Todos sus escritos, tanto en verso como en prosa, fueron reunidos por Sergio Ramírez en Obra, publicado en Managua en , y en ellos se refleja el compromiso que animó toda su vida. Sergio Ramírez nació en Masatepe. Vivió en Alemania, con una beca de escritor y luego, incorporado a la lucha revolucionaria, encabezó el Grupo de los Doce. Formó parte de la Junta de Gobierno que sustituyó a Somoza en , y luego fue Vicepresidente. Edwin Yllescas, nacido en Estelí, se graduó de abogado.

Un enfant terrible que fue capaz de ejercer influencia entre otros poetas de las siguientes generaciones, a pesar de su temprana muerte, acaecida en Managua. Napoleón Fuentes, nacido en Diriamba, dirigió la revista Taller, editada en la Universidad Nacional, en León, a partir de , y que de alguna manera fue sucesora de Ventana.

Su primer libro de poemas Domus Aurea , es una celebración del amor doméstico, como comunión. Sus otros libros son Poemas , Ejercicios de composición y Phocas, versiones e interpretaciones , Premio Latinoamericano de Poesía Rubén Darío; y La vida consciente que es una antología de toda su poesía y prosa.

El ensayo latinoamericano by AVENGERS - Issuu

Su primer libro de poemas, Casi al amanecer apareció en , y ha publicado también Laberinto de espadas prosemas, , , La puerta secreta , Luna entre ramas y Sonata para la soledad Ha publicado La vida hurtada , Los bienes del peregrino , El sitial de la vigilia , El don afluente , Edad diversa , Boca del vino y Oficio de amarte Carlos Perezalonso, nacido en León, ha publicado El otro rostro , Vida, el sol , y Cegua de la noche ; su poesía sabe entrar en las honduras de la nostalgia. Julio Cabrales, nacido en Managua, hijo del poeta Luis Alberto Cabrales, es uno de los escritores con mayor genio poético de su generación, pero quedó atrapado desde muy joven por la enajenación mental, igual que Alfonso Cortés.

Por su parte Jorge Eduardo Arellano, nacido también en Granada, es un notable polígrafo: investigador histórico, antólogo, crítico de arte y literatura; poeta, y narrador. Ha publicado un libro de poesía, La estrella perdida ; y en el campo narrativo Historias nicaragüenses y Timbucos y Calandracas Mención aparte merece Claribel Alegría , que aunque enlistada entre los escritores salvadoreños, por haber emigrado muy niña a ese país, nació en Estelí y vive de nuevo en Nicaragua.

admin